miércoles, 19 de noviembre de 2008

Experiencias personales: De como me hago racista (parte 2).


Invitamos a cenar a un profesor que, a pesar de no ser nuestro profesor referente, nos ayuda en todo lo que hacemos y acabamos la velada bañándonos en la piscina. Al día siguiente, su mujer, sin perder la sonrisa de la boca, nos informó que no podíamos traer a nadie de fuera a la piscina ya que los productos de limpieza costaban muy caros y que si queríamos traer a alguien deberíamos pagar el mantenimiento….”Vous avez compris mademoiselles?”

2 comentarios:

Mario_O dijo...

Te funciona bien la intriga ;-)

Sigue así, hermana.

Alba dijo...

Vaya contestación y mala folla que tienen los dueños de la casa...

Y sí, sigue con la intriga, que hace que nos pasemos de vez en cuando a ver cómo termina la historia! XD jejejeje

Besitos wapa y a cuidarse ;)