sábado, 21 de marzo de 2009

miércoles, 18 de marzo de 2009

Carnaval suspendido / Carnaval suspendu


A causa de la huelga suspendieron el Carnaval. Durante el mes de Febrero diferentes grupos de Carnaval (aquí hay que pertenecer a un grupo para disfrazarse) se disfrazan de un tema diferente cada domingo y hacen un pasacalles.

El domingo que yo fui iban de escolares y llevaban en la pizarra escrito: LKP.

Por lo demás una fiesta normal y corriente vendían bokits, agoulous y sorbets coco por las calles, música, borrachos, mucha gente…

Una pena que me haya quedado sin ver un Carnaval Caribeño, al menos la huelga ha acabado.


À cause de la grève le Carnaval a été suspendu. Pendant le mois de Février différents groups de Carnaval (ici il faut appartenir a un group pour se déguiser) se déguisent d’une façon différente chaque dimanche.

Ce dimanche ils ont été déguisés d’écoliers et ils portaient écrit dans son tableau LKP.

La fête a été très normale, vente de bokits, agoulous, sorbets coco, musique, ivrognés, beaucoup de monde…

Dommage que le Carnaval a été suspendu, au moins la grève a fini.



video

video

domingo, 15 de marzo de 2009

domingo, 1 de marzo de 2009

Huelgas y negociaciones… personales.


¡Hey! ¡¡Voy a cobrar sin trabajar!! Ah, la belle vie… si ya lo sabía yo, he nacido para noble renacentista, tumbada en el sofá, ora leo, ora duermo. Ora como, ora pienso. La vida contemplativa, esto está hecho para mí.

Pero hasta la más alta nobleza (esa que está maravillosamente repantigada y mediodesnuda, cual cuadro de Botticelli) se va colando poco a poco por el agujero del sofá (no el real, que tenemos, sino el que cada uno va haciendo) y cada vez hay más agujero y menos sofá.


Y tras cinco semanas te das cuenta que ya no hay playa, ni libros, ni películas… sólo duermevelas.

Y te parece que aburrirse tanto es como empezar a morirse un poco.


Entonces, viene el Dalahi Lama (gracias Laura) y te dice que el sentido de la vida es ser feliz. Qué fácil. Mejor aún, te dice que la felicidad no radica en algo externo sino todo lo contrario. ¡Hey! Es verdad, soy feliz si me siento feliz. ¿Y cómo me siento yo? Mierda, aburrida. Pero no me voy a rendir… se acabó mi huelga.


Entonces, empiezan las negociaciones. ¿Comemos arroz con verduras, cuscús con verduras o spaghettis con verduras? Reserva los spaghettis… ¿Qué te gustaría comer? Pollo al horno, cocido, pizza, salmón ahumado, chorizo, salchichas, filetes empanados, calabacín, albóndigas, emperador, almejas, jamón, cordero… Hagamos una locura. Empieza la búsqueda de los supermercados clandestinos…. está cerrado… no podemos pasar, sólo para vips… ¿cinco euros una lata de atún? ¡Mira un pollo!


Hoy, la felicidad es comer pollo al horno.


Pd: El pollo estaba asqueroso (aún me pregunto si verdaderamente sería eso pollo) pero como la felicidad no radica en agentes externos…

¡Y estoy ma-ra-vi-llo-sa mediodesnuda y repantigada en el sofá!